Debora Guarch. Soneto.

 

 

 

Nunca en mi vida me hicieron sentir
lo que aquel hombre con su dulce boca
llegó a tocar aquello que no tocan..
un simple beso por el que vivir...


Nunca en mi vida llegué a resistir....
así que, puedes llamarme loca,
por querer otro beso de tu boca,
pero nunca dejaré de sonreír.

Tendré el corazón lleno de dolor,
por ello te necesito en mi vida,
tú me proporcionas todo el calor.

Tendré el corazón lleno de color,
porque para mí es cómo mi comida,
sin eso, se acabó todo el amor.