Antes de escribir

ALQUIMISTAS DE LA PALABRA. CREACIÓN LITERARIA.DESCRIPCIÓN. 6. OBJETOS FANTÁSTICOS.
Cómo se hace una descripción de un objeto extraordinario:

Describir es representar la realidad con palabras. Lo que ocurre en este trabajo es que esa realidad no existe y tú has de crearla. Es decir en primer lugar debemos imaginar como es ese objeto, mejor aún, si podemos deberíamos dibujarlo o construirlo. No podemos describir algo que no exista al menos en nuestra imaginación. De nuestra percepción de como es el objeto depende que sepamos encontrar la descripción adecuada.

  • Hay que observar o inventar los detalles más importantes. Y esos son a los que debemos dedicar más tiempo tanto en crear como en describir.
  • Después de seleccionar los detalles, hay que organizar los datos siguiendo un orden:
    - De lo general a lo particular o al contrario.
    - De los primeros planos al fondo o al contrario.
    - De dentro a fuera o al contrario.
    - De izquierda a derecha o al revés.
  • Al describir hay que situar los objetos en el espacio con precisión. Se usarán expresiones como a la derecha, junto a, al fondo, detrás de, en el centro, alrededor...

Cómo describir un objeto

En la descripción de objetos hay que dirigir la atención del lector hacia detalles importantes de modo que podamos trasmitirle los aspectos esenciales para que pueda reconstruir la imagen de ese objeto.

Para describir un objeto se detallan sus rasgos característicos: forma, tamaño, impresión que produce... Y si el objeto tiene diferentes partes, se enumeran y detallan ordenadamente.

En las descripciones de objetos suelen emplearse términos específicos; por ejemplo, en la descripción de un reloj de pared se usan palabras como caja, esfera, manillas, pesas, péndulo...Para poder encontrar esos términos podemos visitar Internet y buscar los nombres que necesitamos.

Un método para describir objetos consiste en comparar un objeto con otro. Al comparar podemos utilizar dos tipos de rasgos:

  • Los rasgos diferenciales de cada objeto. Son las características que distinguen a unos objetos de otros.
  • Los rasgos comunes a las cosas que comparamos. Son las características que hacen que podamos agrupar a los objetos en clases. Por ejemplo las sillas, los sillones y las mesitas son muebles y tienen muchos aspectos en común.

Para comparar hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Se deben comparar variables parecidas Al comparar objetos podemos observar el tamaño, la forma, la materia, el precio, la procedencia...
  • Se deben indicar las semejanzas y las diferencias.
  • Se deben ordenar la comparación. Primero las semejanzas y después las diferencias o al contrario

Finalmente indicarte que los expertos hablan de dos tipos de descripciones:

  • La descripción objetiva que es la que muestra como son los objetos en si mismos. Se trata de trasmitir la sensación que le trasmitiría el objeto si lo tuviera ante si y se fijara en lo que el escritor ha querido resaltar. Es una descripción que se acerca a lo pictórico, como si pintáramos un cuadro.

Pintar una batalla es trabajo fácil para un escritor que sabe trabajar. Se conoce el escenario y se puede describir. Son conocidos los personajes. Se puede consultar en Internet todas las palabras del vocabulario militar para dar veracidad al cuadro: cargas, combates cuerpo a cuerpo, el galope de los caballos, el sonido de las baterías, los rifles, las cornetas,... Pero del mismo podemos pintar una muestra de mineral que está sujetando los papeles encima de la mesa.

  • La descripción narrativa es aquella en la que el objeto tiene un sentido concreto dentro de un contexto narrativo, poético o dramático.

En el tenebroso recinto apenas entraba un rayo de luz. Se oían en su interior voces lastimeras que movían a compasión. Una repentina ráfaga de viento trajo un desagradable olor a ungüentos y medicinas.