Antes de escribir

 

 

 

El texto dramático es un texto literario pensado para ser representado en un escenario. No hay narrador y por ello la historia se presenta directamente por medio de las acciones y palabras de los personajes.

Las obras incorporan dos tipos de textos:

El texto principal. Las palabras que dicen los personajes y que por tanto, pronunciaran los actores en la representación.

Las acotaciones. Son orientaciones que indican como debe realizarse la puesta en escena de la obra. Informan sobre el decorado, el vestido, la entonación, los gestos y movimientos de los actores...estas palabras no son pronunciadas por ningún personaje y suelen aparecer con un tipo de letra distinto al del texto principal.

Cuando un actor o actriz pronuncian unas palabras que el público escucha, pero no el resto de los personajes en escena, estamos ante un aparte.

La representación es la puesta en escena del texto dramático realizado por las actores delante del público.

 

Los elementos de la representación son : los movimientos y gestos de los actores, el decorado y la utilería, la entonación

La receta más resumida que se te puede dar para comenzar a escribir teatro es la siguiente:

  • Son necesarios 4 componentes., un tema, una presentación, un conflicto y un desenlace que puede ser feliz o fatal.
  • Necesitamos un protagonista, que trata de alcanzar un objetivo y un oponente.
  • Además tenemos a los personajes secundarios que ayudan a uno u al otro.

El tema que puede ser el amor (como en Romeo y Julieta) el poder (Macbeth) los celos (Otelo)

La presentación debe ser muy rápida y permitir a los espectadores hacerse una idea de la situación.

EL conflicto es esencial. Sin él el espectador se aburre ya que no le ve sentido a la trama.

Al final el conflicto se resuelve de un modo o de otro.

Al escribir los diálogos tenemos tendencia a que todos los personajes hablen como nosotros pero no hay dos personas que tengan los mismos giros o use las mismas palabras. Por ello debemos tratar de hacer que cada personaje tenga el habla que le corresponde según quien es. Puedes ver como se trabaja este aspecto en las propuetas 10, 11 y 12 del diálogo de los Alquimistas.

En las acotaciones, puedes incluir casi todo, desde un tono a la descripción más o menos pormenorizada de un escenario o un vestuario. Cada elemento habla, un vestido, una joya, un florero dicen del personaje tanto o más que las palabras. Hay que describir lo mejor posible el espacio y los elementos que lo forman.

Este video te puede ayudar a escribir diálogos: 

http://es.youtube.com/watch?v=YTfsNIZNmOM

Las obras de teatro se clasifican en diversos subgéneros dramáticos. Los principales son la tragedia y la comedia.

En las tragedias se representan hechos serios o dolorosos con un final desgraciado. Los protagonistas luchan inútilmente contra un mundo o destinos adversos.

Una comedia es una obra de teatro de carácter humorístico protagonizada por personajes cotidianos y que tiene un final feliz. El objetivo de la comedia es divertir a los espectadores o criticar tipos o costumbres.

Hay otros subgéneros dramáticos como la tragicomedia en la que se combinan elementos trágicos y cómicos, las formas del teatro breve como el entremés o el sainete.

También hay que citar los diversos géneros musicales como la zarzuela o la ópera.