ANTES DE ESCRIBIR


 

Antes de empezar debes pensar en una situación cotidiana, pero a la vez original, ya que un buen escritor debe sorprender al lector .

Cuando tengas la idea, entonces se tratará de escribir con corrección el diálogo. RECUERDA:

 

 

1.- Cada vez que hable un personaje, se cambia de renglón y se comienza con una raya.

2.- Debes indicar quién está interviniendo. De no hacerlo, el lector no sabrá quién habla cada vez.

3.- Puedes usar verbos como: decir, contestar, gritar, susurrar, mascullar, musitar, bramar y muchos otros más.

4.- El narrador es el que introduce el diálogo. Debes distinguir cuándo narra él y cuándo hablan los personajes.