ANTES DE ESCRIBIR


En una novela aparecen muchos diálogos para dar frescura a la historia que allí nos cuentan. El autor deja que sean los mismos personajes los que hablen y utilicen sus propias palabras, mostrando diferentes modos de hablar: coloquial, formal, jergas...

Los personajes cobran “vida” gracias a los diálogos .Para hacerlos hablar debemos respetarlos, saber cómo son, cómo interactúan con otros personajes. Los diálogos permiten que los personajes se expresen. Los diálogos hacen avanzar el relato hacia nuevos territorios.

Los diálogos son una parte fundamental de la escritura de ficción. Dan vida y fluidez a una historia.
Imponen el ritmo adecuado a la narración, acercan los hechos y los personajes al lector.

Tanto el lector como el escritor necesitan identificarse con el personaje para “entrar” en la trama y poder recorrerla. Hacer hablar a los personajes se torna de este modo un real desafío.

 

NO OLVIDES que para escribir correctamente un diálogo hay que tener en cuenta:

 

  1. Cada vez que un personaje interviene se utiliza un renglón nuevo ( punto y aparte).

  2. La intervención comienza con un guión.
  3. Si el narrador explica algo, se termina primero con otro guión las palabras del personaje - Pues sí -contestó Juan enojado
  4. Hay que indicar cada vez quién está hablando ( dijo Juan/ contestó él/ susurró ella...)
  5. Las preguntas y respuestas deben estar relacionadas, tener sentido.
Si quieres saber más, consulta esta página el texto que aparece junto a las propuestas.