Concurso de pasteles. Blanca Beltrán.

(Matilde) - (enfadada): Mauricio que te dijo que no, hombre, cómo nos vamos a comprar una televisión si no tenemos ni para comprarnos pan.

(Mauricio) - (encaprichado): Que sí mujer, que sí, que algunos ahorrillos tendremos. Si tiene televisión hasta el más tonto del pueblo, ¿por qué nosotros no?

(Matilde) - : Pues porque te vas todos los domingos por la tarde a ver el fútbol al bar de Ramón y te gastas una fortuna.

(Mauricio) - : Pues si tuviéramos televisión no me gastaría esa ``fortuna" (mencionándola con sarcasmo)porque vería el fútbol en casa y no en el bar de Ramón.

(Matilde sale de la habitación soltando un bufido.)

(Aparece otra escena cómo si Mauricio hubiera llegado de trabajar. Lleva un papel en las manos)

-Mauricio: ¡Mira Matilde!, la semana que viene hay un concurso de pasteles. Te podrías apuntar, porque te salen de maravilla.

-Matilde: (ruborizada) Uy, gracias cariño, pero dime, ¿Que hay de premio?

-Mauricio: emm...creo que una televisión.(como si tuviera miedo de decirlo)

-Matilde: ¡Tú no crees que haga bien los pasteles! ¡Lo que tú quieres es la tele nada más!

-Mauricio: No palomita mía. Me encantan tu pasteles créeme.

-Matilde: ¡Que no Mauricio, que no! No me lo creo. Y además no me voy a apuntar a ese concurso de ningunas de las maneras.

-Mauricio: ¿No lo vas hacer ni por mi? (mirándola con cara de pena).A mi me encantan tus pasteles, y los haces de maravilla, eso lo sabe todo el pueblo.

-Matilde: (sonriendo) Me encanta cuando haces esa cara. Vale, vale me has convencido