Cruce de llamadas. Aitor Orduña.

Era una tarde como otra cualquiera e iba a llamar a un amigo para quedar para ir a dar una vuelta, lo llamo:

Yo: ¿Vivas?

Una voz de chico: Se ha equivocado

Yo: Va no cuelgues (pensando que era una broma)

Una voz de chico: ¿Quién eres tú?

Yo: Pues tu amigo Aitor (seguía pensando que era una broma)

El chico cuelga, yo miré a ver si había marcado bien el número y lo había marcado bien y a los 5 minutos vuelvo a llamar:

Yo: Vivas no cuelgues que se que eres tu.

Una voz de chica: ¿Qué? ¿Como? ¿Quien eres?

Yo: Vivas no me gastes bromas (cuelgan de repente)

Al final él me llama a los 10 minutos y me dice:

Vivas: ¿Aitor quedamos esta tarde?

Yo: ¿Qué? (muy confuso)

Vivas: A las 5:30 en mi casa.

Yo: Te he llamado 2 veces y me decían que me había equivocado

Vivas: Era yo que quería gastarte una broma

Yo: Jejeje

Al final conseguimos quedar para ir a dar una vuelta.