El metro. Esteban García.

Un  joven entra de repente en el metro y una anciana que estaba sentada en uno de los muchos asientos que habían ocupados:

(Anciana) Joven tome siéntate en mi sitio.

(Joven) no, no señora debería de ser al revés.

 (Anciana) tú eres joven y necesitas que tus huesos estén fuertes y no se desgasten al pasar mucho rato de pie.

 (Joven) eso es verdad pero usted también, ya  está mayor y no puede estar mucho tiempo de pie o le dará algo.

(Anciana) eso es verdad mire joven vamos a quitarle el asiento a ese señor que no es joven ni viejo.

 

(Señor) perdonen, pero si quieren mi sitio no se los daré porque no soy el único del metro hay mas gente.

(Joven) es que usted es el menos mayor y el menos joven de este metro

(Señor) oigan me han hecho un lío los dos, la próxima parada es la mía así que se pueden quedar con mi asiento.

(Anciana) pues eso váyase levantando ya, para que ejercite las piernas.

(Joven) eso

(Señor) oigan me levantaré pero en mi parada asea ya.

Por fin llega el metro a la parada del señor pero en ese momento se adelanta una mujer y les quita el asiento y otra vez se monta el lío.

(Anciana) oiga señora ese sitio es nuestro.

(Señora) ¿Cómo que de ustedes? No, porque el metro es público, yo me senté aquí y no había nadie y además como se van a sentar los dos en un mismo asiento?.

(Joven) no es para los dos.

(Señora) ¿y entonces uno se va a quedar de pie y el otro sentado?.

(Anciana) no, no, por supuesto ese de ahí  detrás es mí sitio.

(Señora) Perdone, pero hay detrás no hay ningún sitio libre.

Cuando la anciana y el joven se giran se dan cuanta de que se habían despistado y habían perdido los dos asientos. De repente el altavoz dice.  ¡Ultima parada¡.

(Joven)¡Hay¡  me he pasado todo el viaje de pie y ni siquiera me he dado cuanta y la anciana también.

(Anciana) esto me ha enseñado algo, que nunca más ayude a un joven.

(Joven) yo sí que he aprendido algo, nunca más me voy a dejar ayudar por una anciana.

(Señora) ¡ Dios, ¡ me parece raro que no sean de la misma familia.

Por fin llegan a la parada y todos se bajan...