La mujer que no le ponía los cuernos a su marido. Paloma Gómez.

(Se abre el telón y se ve a una mujer (Julia) sentada en un banco de un parque junto a un hombre (Alberto), ambos hablando. Más adelante, se ve a un hombre (Roberto) escondido detrás de un matorral, vestido de camuflaje y con unos prismáticos)

ESCENA 1.

Julia - (Dudosa) ¿Crees que aquí mi marido no nos verá juntos? Alberto - (Muy seguro de si mismo) Pues claro que no.

Julia - Ojala que  mi marido nunca nos pille.

Roberto - (Se retira los prismáticos de la cara y gruñe) iHuum! Julia - (Preocupada) ¿No has oído eso?

Alberto - Estás muy tensa. (Alberto le agarra  con sus manos las cervicales  de Julia) Ven a que te dé un masaje.

Roberto - (Más furioso aún lanza los prismáticos al suelo y gruñe más fuerte aún) iiiHUUUUM!!!

ESCENA 2.

(Roberto está en casa, en la cocina, y Julia en el comedor. Suena el teléfono y Roberto deja que sea Julia quien lo coja)

Julia - ¿Diga?

Roberto - (Descuelga el otro teléfono, el de la cocina, y suelta una pequeña carcajada de venganza) Ja, ja, jaaa ...

Alberto (a la otra línea del teléfono) - Soy Alberto, ¿Qué tal? Julia - (Dudosa de lo que dice) Bueno, pues no muy bien... Alberto - ¿Y eso?

Julia - Porque mi marido se debería de haber ido ya a ver el fútbol. (Preocupada) Últimamente lo noto algo raro... ¿Crees que se habrá enterado de... de esto...?

Alberto - No creo que se haya enterado de nada. Pero pregúntale porque no se va a ver el fútbol.

Julia - Vale y tú ven a mi casa y espera a que salga por la puerta y entonces... subes corriendo.

Alberto - Vale

,

Julia - Bueno te dejo, mi marido se va a creer algo raro si estoy tanto tiempo hablando por  el teléfono, Adiós.

Alberto - Hasta ahora.

(Julia cuelga el teléfono y sigue tumbada en el sillón leyendo una revista de moda. Alberto cuelga su teléfono y se dirige hacia casa de Julia. Roberto cuelga también el teléfono y va corriendo a ponerse la camiseta del FC Barcelona).

ESCENA 3.

 (Roberto/ya vestido del FCB se va directo al comedor a hablar con Julia)

Roberto - (Emocionado) ¡Me voy a ver el partido de fútbol! (Un poco más tranquilizado) Julia ...

Julia - ¿Qué?

Roberto - (Sincero)... te quiero.

Julia - (Quita la mirada de la revista y le mira a los ojos fijamente) Si, yo también a ti. (Roberto le da un beso en la mejilla y desaparece, al salir por la puerta mira a los dos lados para ver si había alguien pero ni rastro de Alberto. Roberto no se dirige a la peña del FCB, simplemente se enciende un cigarro y espera a que suba alguien y se encienda la luz de su dormitorio).

ESCENA 4.

(Alberto sube por la puerta mientras que Roberto ha tenido un pequeño despiste mirando al cielo)

Alberto - (Toca al timbre de la puerta) Soy yo.

Julia - (Nerviosa) ¡Corre entra! (Después de cinco minutos empieza a entrar gente a su casa y Roberto ve como se enciende la luz de su dormitorio. Sin pensárselo dos veces saca las llaves de casa de su bolsillo del pantalón y sube directo a su casa) Roberto - (Enfurecido) ¿Julia que pasa aquí? Julia - (Nerviosísima) Nada, cariño...

Roberto - i A mi no me engañas! (Dirigiéndose hacia el dormitorio) Julia - ¡NO! ¡No entres ahí

(Se dirige hacia el dormitorio y ve muchos globos por el pasillo y al abrir la puerta del dormitorio se encuentra a un montón de gente colgando una pancarta que dice: "FELIZ CUMPLEAÑOS ROBERTO")

Todos - (Gritando) ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Roberto - (Fascinado) (Hacia Julia) ¿Así que durante toda esta semana me has estado preparando una fiesta sorpresa?

Julia - (Alegre) ¡Claro! ¿O creías que te estaba poniendo los cuernos con otro? Roberto - No...

(La gente grita, canta y aplaude, Alberto está mezclado entre la gente, Julia y Roberto se besan y se cierra el telón).