Cómo lo han hecho otros.1.

ALQUIMISTAS DE LA PALABRA. CREACIÓN LITERARIA.NARRACIÓN 15. TEXTOS CRIOLLOS. MEZCLAR CUENTOS

 

Veamos un ejemplo de mezcla :

 

 

EL TAMBORILERO QUE HARTÓ DE HIGOS A LA HIJA DEL REY

Un Rey publicó un bando, que a quien fuera capaz de hartar a su hija a fuerza de higos se la daría por mujer. Acudió uno con un cesto y casi no le dio tiempo a tenderle los higos que se comía. Cuando se los hubo comido todos, dijo:

- ¡Más!

Un muchacho que estaba cavando en un huerto, dijo:

- No tengo más ganas de cavar. Vaya ver si harto de higos a la hija del Rey.

Subió a la higuera y cogió un buen cesto.

Se puso en camino y se encontró con una viejecita que le dijo:

- Dame un higo, guapo muchachote.

- Y hasta tres- dijo, halagado, el muchacho.

- Gracias, muchacho, vaya darte algo a cambio.

- ¿En serio? Pero no quiero nada.

- Sí, quiero darte un pequeño regalo. Vaya regalarte un tambor. Cada vez que lo toques se cumplirá lo que desees.

- ¡Magnífico! Va a serme muy útil este tambor. Gracias.

Se despidieron y el muchacho reemprendió su camino hacia el palacio del Rey.

La hija del Rey se comió todos los higos del cesto. Entonces el muchacho deseó que la cesta volviera a llenarse e hizo sonar con un redoble el tambor. Y la cesta volvió a estar rebosante de deliciosos higos. Y así una, dos, tres ... veces hasta que la hija del Rey le dijo a su padre:

- ¡Uf, estos higos! ¡Estoy realmente harta!

El Rey le dijo:

- Has ganado.

La boda se celebró con gran pompa y fueron felices y comieron perdices.

 

 

Aclaración: El relato podría haberse alargado, manteniendo la estructura original del cuento de Calvino con sólo sustituir la varita mágica por el tambor.