Una cabra diferente. Mayte Torrejón.

Estaba un día una cabra en un corral, junto con otras cabras, el ganadero les dijo: que había comprado una cabra de otra raza, y en seguida se pusieron a murmurar que si seria fea, tonta etc... Así se pasaron unos cuantos días hasta que el ganadero trajo a la cabra, la pobre estaba muy nerviosa, pensando lo que dirían de ella. Cuando el ganadero se la presentó a las otras cabras, las cabras vieron que era azul, tenía 8 ojos y 6 patas y dijeron que era diferente y que no debería estar ahí con ellas y pensaron en preguntarle de que país era. La cabra les dijo: que de Marte y en seguida empezaron a murmullar.
Y planearon un plan: construir una nave espacial grandísima, con todos los lujos para una cabra y las cabras le dijeron a la cabra diferente que había ganado un concurso de cabra más rara y que tenía que ir a otro planeta para que se lo concedieran. La cabra aceptó y las cabras le presentaron la nave que habían traído para que se fuera en ella, que en realidad era la que habían hecho. Al día siguiente, la cabra subió a la nave rumbo a Marte. Al cabo de unos días volvió y les dijo: porqué me habéis engañado, sino me conocéis  y las cabras respondieron: porque eres diferente. Y la cabra molesta les respondió por eso no me tenéis que juzgar, me juzgaréis en todo caso por mi actitud. Y las cabras decidieron darle una oportunidad y vieron que era una buena cabra y que no hay que hacer caso a las primeras impresiones y que no deben de juzgar  a la ligera